En estos momentos de mi vida, una de las cosas que más me costaría sería cortarme la melena, fue algo que hice hace años cuando me rapé la cabeza y llevé el pelo bastante cortito durante un par de años mostrando sencillez y libertad.

El pelo es parte de nuestra personalidad, de esa personalidad que mostramos a los demás, la que exponemos de puertas para fuera. Un cambio de look implica contar públicamente cosas nuevas de nosotros, y eso es lo que va a hacer María José Pueyo este domingo por su amiga Ana: se va a cortar el pelo por amor, ese amor que ocurre en la amistad cuando realmente acompaña en los buenos y en los malos tiempos. Mi más sincera admiración por ella y por todos los que están día a día dejándose la piel para que otros puedan vivir mejor.

Nos lo cuenta en un vídeo tan bello que han hecho @sabikadesing y @nikofire con tanta entrega y esperanza, y os invito a colaborar de alguna manera con esta causa para apoyar a la mujer en momentos de enfermedad: